Un bufete alemán hará públicos los datos de quienes descarguen contenidos protegidos

Sigue a

Piratería

El bufete de abogados alemán Urmann ha decidido probar un nuevo método para tratar de llegar a un acuerdo con supuestos infractores de derechos de autor que están en las listas negras de sus clientes, las gestoras y distribuidoras. Se trata ni más ni menos que de hacer públicos en un listado de supuestos piratas los nombres y otros detalles de los responsables de la IP bajo la que se descargaron ciertos contenidos protegidos.

Lo curioso es que una parte importante de sus clientes son empresas creadoras y distribuidoras de películas para adultos, por lo que la firma de abogados ha pensado que tendría más posibilidades de llegar rápidamente a acuerdos económicos con quienes se descargaron este tipo de contenidos si empieza a hacer públicos los datos de grupos de usuarios cuya reputación pueda ponerse en duda por bajar estos contenidos, y han pensado en comenzar a publicar los datos de IPs registradas en iglesias, comisarías y en embajadas de países árabes.

Para ello se apoyan en una sentencia de 2007 que dictaminó que era legal que los bufetes publicaran los nombres de los demandados por sus clientes si era para hacer publicidad de sus servicios.

Lógicamente, y como otras sentencias han demostrado ya en diferentes países, una IP no identifica a una persona, pero aquí no se trata de eso, sino de llegar a un acuerdo económico con los responsables de estas direcciones desde las que se descargaron contenidos protegidos para que sus nombres no se vean manchados y su reputación perjudicada. En fin, una nueva argucia legal para que sus clientes recauden más dinero.

Vía | TorrentFreak
En Xataka On | Francia quiere “blindar” las conexiones de sus ciudadanos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios