Cómo convertir nuestro ordenador con Ubuntu en un punto de acceso WiFi

Sigue a

ad-hoc

En alguna ocasión hemos ido a un hotel y nos han ofrecido como único método de conexión a Internet un cable ethernet. Aunque esta situación se da cada vez menos gracias a la popularidad de las redes WiFi, vamos a ver cómo podríamos crear nuestra propia red inalámbrica a la que conectar todos nuestros gadgets.

Configuración del sistema


Lo primero que tenemos que hacer es ir al menú “Inicio”, buscar “Configuración del sistema” y presionar “Enter”.

ad-hoc

Una vez aquí vamos a ir a la sección “Red” para poder configurar el adaptador inalámbrico.

ad-hoc

De entre todos los que aparezcan en el lateral izquierdo debemos seleccionar nuestro adaptador inalámbrico. Y a continuación sobre el botón “Usar como ‘hotspot’…”.

ad-hoc

El sistema ha creado automáticamente una red Ad-hoc con todas las opciones en automático y nos proporciona el nombre de la red y la clave (WEP) que ha elegido aleatoriamente. En la mayoría de casos con esto es más que suficiente para que tengamos nuestra red, pero nosotros vamos a modificar algunos aspectos para aumentar la compatibilidad. Para lo cual pulsaremos el botón “Opciones…”.

ad-hoc

Configurando el perfil


En la primera pestaña, “Inalámbrica”, vamos al desplegable “Banda” y seleccionamos “B/G (2,4GHz)”. Hacemos esto porque algunos dispositivos no soportan el protocolo 802.11a y de esta manera obligamos al sistema a que no lo use. También podéis cambiar el nombre de la red (SSID) por uno que os guste más, por defecto el sistema elige el nombre del ordenador.

ad-hoc

En la pestaña “Ajustes de IPv4” comprobamos que en el desplegable tenemos seleccionada la opción “Compartida con otros equipos”.

ad-hoc

En la pestaña “Seguridad inalámbrica” elegimos el tipo de cifrado y la clave correspondiente. A día de hoy sólo WEP.

ad-hoc

Ya solo queda presionar en el botón “Guardar…” y ya tenemos nuestra red lista para ser usada.

Deja un comentario

Ordenar por:

9 comentarios