Reducir el tráfico sin perder calidad de vídeo, el próximo gran desafío de Netflix

Sigue a

netflix.jpg

Cada vez que hablamos de las perspectivas de crecimiento de Internet de cara a un futuro próximo, acabamos siempre llegando a la conclusión de que el tráfico se multiplicará. ¿Uno de los principales motivos? El uso cada vez más frecuente de servicios de Vídeo Bajo Demanda o similares, como Youzee, Filmin o Netflix.

Éste último es, sin duda, el líder a nivel mundial en este campo. Pese a los altibajos propios de decisiones ejecutivas más que discutibles, la plataforma sigue siendo la más utilizada en Estados Unidos, además de estar expandiéndose a otros países. Pero hay una amenaza que se cierne sobre la compañía y que podría afectar a su manera de operar en un futuro cercano: las conexiones con límite de transferencia mensual.

En España, por suerte, parece que no se está imponiendo el modelo de conexión “capada” a Internet, en el cual tan sólo puedes gastar una determinada cantidad de ancho de banda. Muchos operadores se excusan en la saturación de sus redes y en la lucha con la piratería para establecer este tipo de límites, pero lo cierto es que también perjudican a otros servicios legales como Netflix, en el que el usuario paga por ver contenido online.

Si hablamos de cifras, visualizar en streaming una película de Netflix consume 2.2 Mbps. Si multiplicamos esta cifra, que representa a un segundo, por la hora y media que suele durar una película, nos vamos a cifras realmente altas. Si encima hablamos de alta definición en 720p o en 1080p, entonces estaríamos hablando de 3.8 Mbps y 4.8 Mbps, respectivamente. Ahora supongamos que, al mes, sólo podemos consumir 200 Gb de datos. ¿Véis donde está el problema?

La solución para Netflix, si quiere amoldarse a la nueva situación impuesta por algunas operadoras, es hacer la transferencia de vídeo lo más eficiente posible, de tal forma que se reduzca al máximo la cantidad de bytes que recibe el usuario sin que esto afecte negativamente a la calidad de la imagen.

Y no es algo que Netflix esté dejando de lado. Es más, la compañía ha anunciado un reciente acuerdo con EyeIO, una empresa de software especializada en transmitir contenidos de vídeo utilizando muy poca transferencia de datos sin que la calidad del mismo se vea afectada. No sabemos más detalles sobre este pacto, pero teniendo en cuenta que, según el CEO de EyeIO, el contenido en 720p podría transmitirse utilizando tan sólo 1.8Mbps, podría ser vital para Netflix en su lucha contra las limitaciones de las operadoras.

Vía | Light Reading, GigaOM
En Xataka ON | Netflix y Hulu, dos poderosas razones para que las cableras americanas encarezcan y limiten sus servicios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios