¿Comunicaciones vía infrarrojos a 10Gbps? Los investigadores de Fraunhofer lo están haciendo posible

Sigue a

infrarrojos

Hace unos años, antes de que el WiFi o el Bluetooth se extendieran de forma masiva entre los dispositivos, algunos gadgets domésticos como las PDAs traían una conexión de infrarrojos mediante la cual era posible transmitir pequeñas cantidades de información, aunque eso sí, a muy baja velocidad. Esto puede cambiar en los próximos meses, ya que desde el instituto Fraunhofer están trabajando en una nueva generación de enlaces de infrarrojos capaces de alcanzar los 10 Gbps.

La idea no es sustituir a sistemas como el WiFi, sino crear una nueva interfaz capaz de transferir de forma inalámbrica enormes cantidades de datos a muy alta velocidad, pudiendo sustituir de una vez por todas los famosos cables USB y similares en aplicaciones de vídeo o incluso en los discos duros externos.

Para ello están trabajando con nuevos tipos de diodos y equipos de procesamiento de las señales ópticas, así como con una nueva generación de fotodetectores y sistema de corrección de errores, habiendo conseguido ya velocidades de 1 Gbps, que en poco tiempo esperan serán de 3 Gbps y más adelante de hasta 10 Gbps.

El inconveniente de esta tecnología es que el emisor y el receptor necesitan visión directa para poder comunicarse, lo cual limita sus aplicaciones prácticas para según qué cosas, aunque por ejemplo para transferir información desde una cámara de vídeo, de fotos, desde el móvil o desde un disco duro externo al ordenador puede llegar a ser bastante útil y eficiente.

Más información | Fraunhofer

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario